domingo, 16 de abril de 2017

2017: ¿EL FIN DE LA ERA DE LAS BLOGOSFERAS MUSICALES?


Para los fieles seguidores de Rock en las Américas sabrán que desde el año 2010 publicamos anualmente una lista de discos que llamaamos "Los Discos de la Blogósfera" donde en un inicio nos basabamos básicamente en lo que escogían como lo mejor del año los medios Panamerika, Club Fonograma, NPR (Alt.Latino), Senhor F y la comunidad habitante de Hispanoamérica en RateYourMusic.com. No es que consideramos que eran los únicos medios, pero por aquel 2010 eran medios de constante cobertura sobre lo que sucedía en la región y cada uno tenía una personalidad (o tendencia) perfectamente distinguible que nosotros podíamos consensuar en esa lista final donde poníamos la última palabra.

Al pasar de los años fuimos ajustando el peso de estos medios, y también fuimos considerando que los álbumes mentados tengan cobertura en otros medios y podíamos incluir LifeBoxSet, Remezcla, Me Hace Ruido, Puerto Rico Indie, Super 45, El Amarill0, etc, y también considerábamos cuando los álbumes latinos eran capaces de cruzar fronteras hacia España, siendo el principal medio Jenesaispop.

Desde que hemos comenzado desde hace varios años hemos visto como la cobertura digital ha traido abajo y ha dado a luz centeranes de proyectos de distintas naturaleza. Es parte del proceso. De hecho, Rock en las Américas estuvo en un cuasi año sabático el 2016, si se dieron cuenta.

Entonces nos fijamos que los medios principales en que habíamos considerado la estructura de la cobertura digital latina contempóranea han tenido distintos desenlaces. Panamerika, en su versión website, ha dejado de existir desde marzo último sin siquiera despedirse (y ha desaparecido toda la valiosa información que cubría). Club Fonograma tampoco está (aunque algunos de sus miembros hablan de una versión 2.0 pronto, hoy el url está a la venta). Alt-Latino aún existe, aunque tras la partida de la gran Jasmine Garsd, la cobertura se ha reducido a bandas solamente de Estados Unidos y generalmente de corte más adulto de los que se solían cubrir tan solo hace un tiempo. El único sobreviviente es el viejo Senhor F, aunque sus listas que publicaba con la regularidad de un medio las ha prescindido para escribir sobre otras inquietudes.

A esto cualquier podría responder: "¿y qué?, aún tenemos decenas de medios cubriendo música latina alternativa", y la verdad es que sí, pero desde hacía unos años atrás ya había una tendencia que cada vez más se acentúa. El internet siempre benefició la accesibilidad y comunicación de bandas y mucho de estos medios perseguían este fin. De una u otra manera, los nacionalismos han terminado triunfando. Y ojo, que no condenamos el nacionalismo, sino la ceguera y la falta de llegada a artistas que llegan más de las ciudades desde donde se redactan. Esas fronteras que habíamos decidido desaparecer con la magia del internet han aparecido bajo otras formas, a veces mentales, a veces, de mercado.

Y cuando las plataformas caen, las bandas se pierden al ojo de quienes las descubran. Y aqui también aparecen otros elementos culpables. Google desde hace años ha puesto los blogs en segundo lugar. Su buscador especializado no está hace años, por lo que ahora la cosa es tener un servidor propio y crear tu website lo cual lleva a un presupuesto y una dedicación que pocos podemos mantener. Y aqui viene quizás lo más triste: la falta de apoyo de la industria musical.

El entusiasmo puede venir de cualquier persona que se siente a escribir y tenga ganas de investigar y dar una opinión, pero para el mantenimiento en el tiempo se requiere de una verdadera curaduría. Y esto se da a dos niveles: económico y difusión.

No hay duda que Panamerika pudo estar todos estos años gracias a la marca Red Bull y Alt.Latino cuenta con el apoyo presupuestario de NPR (hasta que nuestro querídisimo Trump se le ocurra quitarlo). Pero para proyectos de corte más personal como Club Fonograma o el nuestro, que no contamos con apoyo de auspiciadores, el mantenimiento no es fácil. Y ante la falta de apoyo económico, tu click ayuda. Rock en las Américas, en las redes sociales, y sobre todo, en el Twitter, ha contado afortunadamente con un buen apoyo de muchísimos artistas que nos han apoyado en diferentes momentos incondicionalmente como Cienfue, Pamela Rodriguez, Gepe, entre otros. Carlos Reyes de Club Fonograma nos contaba lo importante que fue el apoyo de Julieta Venegas, para su existencia. No hay duda que desde ese lado estuvimos bendecidos. Pero llega un momento en el tiempo donde el apoyo económico se hace indispensable. De lo contrario, tenemos que reducir nuestro contenido, así artistas enfurecidos se quejen en nuestras redes que no les respondemos a tiempo porque no pudimos oir su material.

Y el mantenimiento en el tiempo de los grandes medios digitales no es algo solamente del mundo latino. En el 2015, el emporio Conde Nast compró Pitchfork, el medio digital musical por excelencia, y Stereogum fue absorbida por la corporación Billboard junto a SPIN y VIBE. ¿estas compras podrían alterar la linea editorial? Allí tendrá que ver mucho el peso de integridad que quieren los compradores sobre estos medios. Pero no hay duda que si los creadores no toman estas decisiones, podrían estar más cerca a la larga lista de medios que desaparecen para siempre. Eso sin contar los mecenazgos secretos de algunos artistas (se cuenta el caso de Jay-Z, por ejemplo).

Pero como volvemos a recalcar, cualquier persona que quiera seguir descubriendo música de nuestra línea puede no solo acudir a nosotros sino a medios como Zona de Obras o Crónicas del Melómano. Eso, y sin dudar, el efecto del streaming que ha tocado de una manera fortísima a América Latina (hoy en día, que el editor de Spotify para las listas latinas te ponga en su lista Top Latin Alternative puede tener un mayor efecto en tu popularidad que una buenísima reseña en El Amarill0), pero pensar que se puede prescindir de la crítica digital escrita sin percatarse de su impacto en el tiempo (proyectos como AcclaimedMusic.net lo han detectado) de parte de la industria musical y peor aun, del artista (y aquí queremos aclarar que no hablamos del artista novel, que recién está creciendo, si no del artista totalmente establecido, que es estelar de cartel, que le nominan al Grammy Latino por enésima vez, del que un tuit puede cambiar el mundo) y no para que busque únicamente el momento que tenga que publicitarse sino para que saque su faceta de amante de la música (si es que en realidad la tiene, y no es pura pose) y pueda sentarse con el jóven de proyecto independiente a trabajar por algo que también le debe importar al de la música: que es generar cultura desde la opinión.  Es posible regresar a la interacción y retroalimentación regional si se estimula a los medios que las propagan y no invierten su tiempo en medios que no los entienden.

¿Quieres más medios digitales musicales? "Sí" ¿No te gustaría que duren 20 años?"¿Por qué no?" No queremos terminar como los amigos de Jenesaispop que junto con apasionadas reseñas de buenísimos discos cubramos mera farandulería (aunque lo hemos intentado)







No hay comentarios.:

Ads